T-55

De MilitarWiki
Saltar a: navegación, buscar
T-55
T-55-7.jpg
Tanque T-55 del Ejército soviético
Tipo Tanque
País de origen Flag of URSS.png Unión Soviética
Historial de servicio
En servicio 1955-presente
Operadores Flag of URSS.png Unión Soviética y sus aliados
Historial de producción
Fabricante Flag of URSS.png Unión Soviética Uralvagonzavod, Fábrica de Motores Diesel No.75 de Járkov
Flag of Poland.png Polonia Fábrica de Bulmar-Łabędy
Flag of Czech Republic.png Checoslovaquia
Producción 1946-1981
Cantidad hecha 95.000 aprox.
Especificaciones
Peso 36,6 tm
Longitud 6,45 m
Ancho 3,37 m
Altura 2,40 m
Tripulación 4 (comandante, artillero, cargador, conductor)
Blindaje
Casco frontal 100 mm
Armamento
Armamento
primario
cañón 100 mm D-10T2S
Armamento
secundario
ametralladora coaxial SGMT de 7,62 mm
ametralladora 7,62 mm en el casco
Munición primaria 51 proyectiles
Munición secundaria 3.500 proyectiles
Movilidad
Motor Modelo V-54 o V-55, diésel de 12 cilindros, 38.88 litros, refrigerado por agua
Potencia 580 hp (430 kW)
Potencia/peso 15,8 cv/t
Velocidad 48-50 km/h
Combustible 961 litros
Rodaje cadenas con 5 ruedas de rodaje a cada lado
Suspensión barras de torsión
Autonomía 500 km, y 600 km con depósito complementario

Los T-55 fueron tanques diseñados en la Unión Soviética derivados del T-54, en cual era descendiente directo del T-34.

La serie de tanques T-54/T-55 es única por su éxito en la historia de los tanques, gracias a su excelente combinación de protección, poder de fuego, movilidad, sencillez y precio:

  • Fueron y son los tanques de mayor popularidad en el mundo, exportados a más de 50 países.
  • Su producción de casi 100.000 unidades es la mayor en la historia.
  • Se produjo durante 35 años y en varios países, más tiempo que cualquier otro tanque.
  • Es el tanque que ha participado en más guerras y conflictos que cualquier otro.
  • Sigue siendo hoy el tanque más usado del mundo, y son mejorados continuamente hasta hoy.

Los T-54 y T-55 fueron los tanques estándar las unidades blindadas del Ejército Rojo, del Pacto de Varsovia, y de otros ejércitos hasta la aparición del T-62, con los que convivió hasta su reemplazo por los T-64 y T-72.

El primer prototipo del T-54 fue construido en 1945 y entró en producción en 1947. Tras una serie de modificaciones mayores, el T-54 fue redenominado T-55 en 1955.

Contenido

T-54

En 1943 la Oficina de Diseño Morozov resucitó el proyecto de preguerra del T-34M y creó el tanque medio T-44. Tras haber construido sólo 1.823 unidades, Morozov se planteó el realizar nuevas mejoras, pero en lugar de ello decició iniciar el desarrollo de una nueva generación de carros de combate. En un principio, sería Morozov quién llevaría a cabo el desarrollo completo del tanque, pero dejó el proyecto a medio terminar y decidió comenzar con el diseño de un nuevo modelo mucho más avanzado e innovador, que posteriormente se convertiría en el T-64. Fue entonces cuando la oficina de diseño Kartsev de Uralvagonzavod decidió hacerse cargo del proyecto y le dio los toques finales al prototipo, que acabaría convirtiéndose en el T-54.

Características

Torreta

La torreta y el mantelete del cañón eran muy similares a las del T-44, y por ende también a las del T-34-85. La torreta poseía un anillo más ancho que el de sus predecesores aumentando relativamente el espacio interior de la misma y haciendo un poco más cómodo operar en ella. En cuanto al mantelete, se encontraba muy bien protegido, ofreciendo más de 200 mm de blindaje frontal. De hecho, el nivel de protección de la coraza era superior al de la gran mayoría de los tanques alemanes de finales de la Segunda Guerra Mundial.

Casco

El casco es el producto de una serie de experimentos llevados a cabo con el del T-44 y, a pesar de que parece ser idéntico al de éste, es más compacto, levemente más bajo, un metro más corto y algo más ancho, aunque conserva el mismo estilo clásico. El blindaje (de acero homogéneo) que hay en el frente del casco es de casi 100 mm, en los lados del mismo es menor de 80 mm y en la parte trasera sobrepasa los 45 mm. El peso de los primeros prototipos y últimos modelos del T-54, así como también las dos versiones básicas de producción del T-55, era inferior a las 40 toneladas, con pequeñas variaciones dependiendo del modelo.

Interior

La tripulación era de cuatro hombres y la configuración interna era convencional, muy común entre los tanques soviéticos de la época: el compartimiento del conductor estaba al frente del casco hacia la izquierda, y el resto de la tripulación (tres hombres) se ubicaban en línea en la torreta. El comandante se alojaba en un habitáculo en la parte izquierda de ésta, el cargador en la zona derecha de la misma, y el artillero en el centro, en el medio de estos dos. El hecho de que los tres estuviesen en línea hacia difícil el disparo y la recarga del cañón y, como resultado, una tasa de fuego baja en comparación con sus contemporáneos occidentales que poseían más espacio interno para maniobrar mucho más cómodamente. Esta característica estuvo y está presente en todos los tanques soviéticos/rusos, que imponen a sus tripulaciones condiciones de hacinamiento.

Movilidad

Los cambios más significativos estaban en la planta motriz y el armamento. El motor V-54 que se le instaló era un diesel de 12 cilindros, 38,88 litros y refrigerado por agua, capaz de desarrollar una potencia de 523 caballos a 2.000 rpm. Gracias a su escaso peso, potente motor y robusta suspensión de barras de torsión, tenía una excelente movilidad a campo traviesa. El V-54 le daba una relación potencia/peso de 13,2 cv/ton, pudiendo alcanzar en carretera 48 km/h. La capacidad de combustible era de 814 litros, dándole una autonomía en carretera de aproximadamente 400 km, y hasta 600 km con dos tanques de combustible externos de 200 litros cada uno. Tenía como en todos los tanques, una rueda dentada en los extremos de cada oruga; la delantera era la tensora y la trasera era la motriz. Las orugas estaban compuestas por cinco ruedas de rodadura y no tenían rodillos de retorno. Entre la primera y segunda rueda existía una separación notable, que hace al chasis muy fácil de reconocer. Los dos tubos de escape con los que contaba se encontraban a ambos lados del guardabarros trasero.

T-55 básico del Ejército soviético

Cañón principal

El cañón D-10T sin estabilización de alta velocidad de 100 mm fue diseñado por F.F. Petrov y es básicamente un cañón naval S-34 modificado para su uso en vehículos de combate. El primer cañón de la serie fue el D-10S y se lo construyó para que equipara al cazatanques SU-100 en reemplazo del SU-85 que utilizaba uno de 85 mm, pero fue adaptado para poder ser montado en el compartimiento del artillero de la torreta del T-54; aún así no existen diferencias significativas en el funcionamiento y las capacidades entre el D-10S y el D-10T (la T es por tankovaya, que en ruso significa tanque).

Tiene una longitud de 53,5 calibres y puede disparar proyectiles a una velocidad inicial de salida de 895 m/s, dándole una importante capacidad antitanque para los estándares de mediados de los cuarenta. Puede penetrar 185 mm de acero homogéneo dispuesto verticalmente a una distancia de 1.000 metros.

La tasa de fuego de 4 disparos por minuto (6 en tiro sostenido) era ligeramente mejor que la de los tanques rusos anteriores. Al efectuar un disparo, se produce un retroceso en el cañón que es amortiguado por un dispositivo hidráulico, y luego recupera su posición normal mediante una suspensión hidroneumática. En el interior del vehículo había espacio suficiente como para alojar 34 proyectiles, algo escaso, además de que se encontraban almacenados en compartimientos muy vulnerables.

Aún así, el D-10 tenía algunas limitaciones. La elevación/depresión del mismo era de +18º/-3º, inferior a la de los cañones occidentales. Otro punto en contra era la ausencia de un estabilizador en los primeros modelos, pudiendo solamente disparar efectivamente estando inmóvil, aunque esto era un problema común a la mayoría de los tanques de la época. Los modelos posteriores incorporaron estabilizadores del cañón. Sus sistemas de fuego como los telémetros, el equipamiento de visión nocturna, y demás sistemas electrónicos; eran mucho más rústicos que los dispositivos occidentales.

En su momento, el cañón de 100 mm fue el más potente del mundo, muy superior a sus contemporáneos estadounidenses desde mediados de los cuarenta hasta mediados de los cincuenta. Fue durante ese período el único cañón con dicho calibre y largo total montado sobre un tanque producido masivamente, a diferencia cañones estadounidenses M32 de 76 mm, M3A1 y M36 de 90 mm, que poseían los tanques M41, M46 y M47 respectivamente. Pero para finales de la década del cincuenta y principios de los sesenta, el desarrollo y la aparición del M60 Patton con su cañón M68 de 105 mm dejaron muy relegado al sistema de penetración por energía cinética del D-10, cuyo proyectil tenía una velocidad inferior. Este acontecimiento supuso el fin de la hegemonía rusa en potencia de fuego por un tiempo.

Armamento secundario

Como armamento secundario, el T-54 contaba con tres ametralladoras. Una de ellas era la antiaérea pesada DShK de 12,7 x 108 mm montada en el techo de la torreta, a la derecha, operada por el cargador, que cuando no estaba cumpliendo su misión de recarga de proyectiles del cañón abría su escotilla y se encargaba de la defensa aérea. La DShK es accionada por gas, tiene una tasa de fuego de 600 rondas por minuto, un alcance de 1.500 metros contra blancos terrestres y de 1.000 metros contra blancos aéreos, y los proyectiles tienen una velocidad de salida de la boca del cañón de 850 m/s. Coaxial al cañón, se encontraba una SGMT de 7,62 x 54 mm, también operada por gas, con una tasa de disparo que va de 500 a 700 cartuchos por minuto y una velocidad inicial de salida de 800 m/s. Ésta era utilizada por el artillero del cañón en casos urgentes. Finalmente, otra SGMT se hallaba en el frente del casco para ser disparada por el conductor en situaciones extremas para repeler a la infantería enemiga que peligrosamente se acerca de frente al tanque.


Variantes del T-55

Con la necesidad de ampliar el diseño y aplicarle las mejoras correspondientes que iban apareciendo con el nuevo desarrollo tecnológico en armamento, sistemas electrónicos y de protección NBQ, se desarrolló a principios de los años cincuenta una nueva versión del T-54, que no sería designado como un modelo mejorado de éste, sino que llevaría otro nombre, como si se tratase de un tanque completamente nuevo.

T-55 básico

Este blindado sería renombrado como Obiekt 155 o simplemente T-55 (básico), y su producción se lanzaría, al igual que la del T-54A, en 1955. También sería fabricado en Polonia y Checoslovaquia desde 1958. De todos modos, el T-55 mantenía la base del T-54, y resultaba muy difícil distinguirlos a los dos modelos cuando estaban juntos, incluso si se los veía de cerca. Aunque dejaron de ser fabricados mucho antes que sus sucesores, los T-54 seguirían en servicio en el Ejército Soviético junto con el T-55 gracias a las modernizaciones que se llevarían a cabo durante los siguientes años, reemplazando las viejas partes por nuevas, con el fin de llevarlos a los estándares de los T-55 más modernos y extender su vida operativa. Es por eso que también tienen muchos elementos en común, como las miras y luces de búsqueda infrarrojas del T-55 que progresivamente fueron instaladas en los viejos T-54-2, T-54-3 y T-54A.

T-55 del Perú durante un desfile militar en Lima

Exteriormente se puede diferenciar al T-55 por poseer una nueva torreta, que aunque es casi exactamente igual al la del T-54A, ya que los cambios significativos se encuentran en el interior. Ésta carece de la cúpula de ventilación en forma de hongo que se ubicaba al frente de la ametralladora antiaérea pesada DShK de 12,7 mm. Esta última fue removida, porque se la consideró inútil frente a los nuevos aviones a reacción que en muchos casos rompían la barrera del sonido. En cuanto al cañón principal, durante los primeros años de producción le fue montado el D-10T2G de estabilización en dos planos, que básicamente era una versión mejorada del D-10TG utilizado en el T-54A, que sólo tenía estabilización vertical. A partir de 1957 se empezó a armarlos con el novedoso D-10T2S que ya era usado en el T-54B.

Otros cambios importantes fueron los de la planta motriz, cambiándose el V-54 por el V-55 de cuatro tiempos, 581 caballos de fuerza y poder asistido de embrague, incrementando la relación potencia/peso a 14,6 hp/ton y la velocidad máxima a 55 km/h. También se instalaron un sistema de protección PAZ contra radiación y químicos (versión básica), un sistema de protección NBQ de sobrepresión interna (en caso de que llegase a entrar aire contaminado, el exceso de presión dentro del tanque haría que éste saliese por donde hubiese entrado), detector de rayos gama y nuevo generador de humo TDA, cuya cortina era expulsada por el caño de escape. La caja de cambios era por supuesto manual, de 5 marchas hacia delante y una hacia atrás. Tanto en la primera marcha como en reversa alcanzaba la velocidad máxima de 6,85 km/h, en segunda llegaba a 14,66 km/h, en tercera a 20,21 km/h, en cuarta hasta 29 km/h y en quinta a 55 km/h. Las ruedas de las orugas fueron reemplazadas por las de diseño de tipo “araña” y se le podía montar un nuevo snorkel, que le permitía cruzar por ríos y lagos de hasta 5,5 metros a una velocidad de 2 km/h. Éste es instalado en un lapso de entre 15 y 30 minutos aproximadamente, pero puede ser abandonado inmediatamente después de haber salido del agua. La capacidad de combustible y munición fue aumentada; la primera a 962 litros (254 galones), dándole un alcance de crucero de 500 km y un máximo de 700 km aproximadamente con tanques de combustible externos, mientras que la munición almacenada llegó hasta 45 proyectiles. En la URSS la construcción del T-55 básico finalizaría en 1963, en Polonia en 1964, mientras que en Checoslovaquia recién en 1983, siendo la última versión importante en ser fabricada en todo el mundo.

T-55A

Siguiendo con las mejoras, en el año 1963 aparece la versión T-55A (Obyekt 155A). Este modelo fue desarrollado principalmente para incorporar un nuevo revestimiento antirradiación y plena capacidad de filtración NBQ con el modernizado sistema PAZ/FVU. Igualmente, el tanque nunca llegó a ser “hermético”, así que la tripulación debía protegerse con máscaras y vestirse con trajes especiales para resguardarse de agentes químicos y biológicos. Esta vestimenta era calurosa e incómoda, de modo que operar dentro del tanque en zona de guerra durante varios días era difícil. La principal mejora interna fue la aplicación de un plastificado de láminas de plomo para protección antirradiación. Esto se notó exteriormente por el aumento del tamaño de las curvas de las escotillas del conductor, comandante y cargador, las cuales tuvieron que ser ampliadas para poder acomodar el material interno. También incluyó protección antirradioactiva POV (provocando que la silueta de las escotillas de la torreta sobresalieran de ésta) y filtrador NBQ distribuido alrededor de la ametralladora frontal del casco. La ametralladora coaxial SGMT fue reemplazada por una PKT (del mismo calibre que la anterior, pero con un alcance efectivo de 1.000 metros, tasa de fuego normal de 650 disparos por minuto y velocidad inicial de salida de 825 m/s) y la otra SGMT del casco fue eliminada, lo que dejó espacio para otros 6 proyectiles de 100 mm adicionales, totalizando un máximo de 51 rondas para el cañón. Para ese entonces, los T-55 estaban siendo complementados por los T-62 y parte de la producción de los primeros fue reemplazada a favor del nuevo tanque. El T-55A fue fabricado en Polonia desde 1964 hasta 1979, y concluyó su ensamblaje en la Unión Soviética en 1981.

T-55 de Nicaragua tras el desfile militar por el 25 Aniversario del Ejército Popular Sandinista, el 2 de setiembre del 2004

Primeras modernizaciones

Las modernizaciones de estos dos modelos (básico y A) comienzan en 1970, cuando a todos los T-55A se los adaptó para que pudiesen utilizar la ametralladora pesada antiaérea DShK 1938/46 de 12,7 x 108 mm, y a partir de 1972 se hizo lo mismo con los T-55 básicos. Durante 1974 todos los T-55 recibieron telémetros láser KTD-2, el cual iba recubierto por una caja blindada que soportaba el fuego de armas muy ligeras (pistolas y esquirlas de granadas) y se ubicaba por encima del cañón.

Fue a partir de este período cuando, por la aparición de los modernos T-64 y T-72, los T-55 de las fuerzas blindadas soviéticas fueron pasando a unidades de menor categoría. Sin embargo, el recambio se fue llevando a cabo muy lentamente, ya que la cantidad de tanques T-55 y T-62 que se encontraban en servicio era enorme, comprendiendo el 85% del total de carros de combate rusos activos.

T-55M/AM

Las mejoras más importantes empiezan a ser aplicadas a partir de la segunda mitad de la década del setenta, en los denominados Obyekt 155M y Obyekt 155AM, más conocidos como T-55M y T-55AM, los cuales introdujeron una serie de mejoras en los T-55 y T-55A respectivamente (éstos ya habían sido llevados a los estándares de los modelos 1970 y 1974). Se los equipó con el sistema de control de puntería Volna, sistema de estabilización de cañón mejorado Tsiklon-M1, nuevos visores TShSM-32PV, motor repotenciado V-55U de 621 caballos, suspensión mejorada y nuevas orugas RMSh.

También se amplió considerablemente la protección del tanque con la adición de dos módulos de blindaje BDD (semicirculares, con forma de herradura) en el frente de la torreta y otro módulo de blindaje BDD rectangular sobre el glacis. De esta manera la torreta alcanza un nivel de protección contra proyectiles KE (Kinetic Energy, que utilizan energía cinética para penetrar) de 330 mm y contra munición CE (Chemical Energy, que utilizan energía química para penetrar) de 450 mm. Los módulos de blindaje BDD se componen por cajas armadas con gruesas planchas de acero, rellenas en su interior con espuma de poliuretano concentrado. Además se reforzó el blindaje del suelo del casco, para proporcionar mayor resistencia a las explosiones de minas antitanques, y se instalaron también nuevos sistemas anti-napalm y anti-radiación. Por último, se incorporaron nuevos sets de radios R-173/173P, faldones para las orugas y 8 lanzafumígenos Tucha de 81 mm.

T-55AM de Cuba, durante el desfile por el 50° Aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) el 2 de diciembre del 2006, una versión que incluye blindaje pasivo BDD y capacidad para disparar misiles 9K116-1 Bastion

T-55M-1/AM-1

Poco tiempo después se modificó a los modelos M y AM, que pasaron a llamarse M-1 y AM-1. Los ahora T-55M-1 y T-55AM-1 tendrían un nuevo motor V-46-5M de 691 hp, derivado del V-46-6 de 780 hp que utiliza el T-72 Ural. De esta forma, el peso del tanque alcanzaba las 41,5 toneladas.

A partir de 1983, dentro del marco del mismo programa de modernización, se modificaron a muchos T-55M y AM para que posean la revolucionaria habilidad de disparar el sistema de misiles antitanques guiados 9K116-1 Bastion de 100 mm (designación OTAN AT-10 Stabber) a través del cañón principal. Podían ser llevados 5 misiles dentro del tanque, que poseían la capacidad de penetrar 600 mm de acero a 4.000 m y eran recargados y disparados de la misma forma que un proyectil convencional. Éstos eran guiados por láser mediante un visor 1K13-BOM que cumplía también la misión de mira para el artillero, aunque obviamente no podía hacer las dos cosas al mismo tiempo. Los últimos modelos pueden penetrar hasta 750 mm a una distancia de 6.000 m.

Los Bastion eran perfectos para la destrucción de tanques a larga distancia e incluso para derribar helicópteros que se encuentren volando a baja altura, y a pesar de que el misil era muy caro (cada uno costaba casi la mitad de un T-55M) le posibilitaba al D-10 trabarse en combate con los MBT más modernos.

T-55AD

En 1981 apareció una versión particular, únicamente del T-55A, al cual se le había instalado el sistema de defensa activo KAZ 1030M Drozd (tordo), proporcionándole un nivel de protección bastante alto para la época contra misiles antitanque y granadas propulsadas por cohete. Este modelo sería conocido como T-55AD (Obyekt 155AD), y aunque el proyecto fue abandonado por el Ejército Rojo, la Infantería de Marina Soviética decidió aplicar el Drozd a unos 250 de sus T-55A. Esto terminó siendo muy provechoso puesto que el Drozd era en ese momento el único sistema de defensa activo del mundo en servicio operacional, y además era relativamente barato. A pesar de que el radar del Drozd no determinaba adecuadamente los parámetros de elevación de los misiles enemigos, era para la época lo mejor en defensas antimisiles. La razón por la que se optó ahorrar tanto dinero fue la decadente situación de la URSS, que obligó a reducir considerablemente el presupuesto militar.

Hay que tener en cuenta que resulta mucho más económico equipar a un tanque que ya se encuentra en servicio con un moderno y eficaz sistema defensivo que solamente necesita instalarse, en vez de gastar millones en la construcción de un nuevo tanque (la Armada Soviética había estado a punto de incorporar al T-72, lo que hubiera representado un gasto mucho mayor). El Drozd convertía al T-55AD en un tanque muy bien protegido, a la misma altura que los MBT de principios de los ochenta en ese aspecto, sobre un diseño exitoso y más que probado, y que para la época ya se consideraba obsoleto. Así, la marina rusa pudo continuar usando su principal medio de combate terrestre con el simple montaje de una nueva tecnología.

Fue entonces cuando se decidió aumentar la movilidad del modelo reemplazando el motor V-55U por el V-46-5M, tal como se había hecho con los modelos M-1 y AM-1. Esta versión repotenciada pasaría a llamarse T-55AD-1.

T-55MV/AMV

Durante el año 1983, cuando la Unión Soviética empezaba a desintegrarse, surgió un nuevo modelo con la intención de aumentar la resistencia del blindaje, ya que había una enorme cantidad de T-55 que todavía se mantenían en servicio. Éstos se habían convertido en vehículos muy vulnerables y podían ser destruidos fácilmente por casi cualquier tanque occidental, así que para no tener que retirarlos se pensó en protegerlos mejor.

Estos eran los T-55MV y T-55AMV. La “V” es por vzryvnoj (explosivo), ya que fue diseñado específicamente para llevar el blindaje reactivo explosivo de primera generación Kontakt-1, en lugar de la adicional armadura pasiva BDD de los modelos M tradicionales. Estos ladrillos son normalmente montados en el frente de la torreta y a alrededor del casco, a excepción de la parte trasera, y hacen explosión cuando un proyectil toma contacto con éstos, destruyéndolo antes de que la munición hostil perfore la coraza y estalle en el interior. Ofrecen un nivel de protección (total, junto con el blindaje convencional) estimado entre 700 y 900 mm contra proyectiles HEAT (munición antitanque de alto explosivo), pero existe la posibilidad de equiparlos con blindaje reactivo de segunda generación que conserva la misma capacidad de defensa contra cartuchos HEAT del Kontakt-1, además de poseer una resistencia de entre 450 y 480 mm contra munición de energía cinética.

Todo esto repercutió en el peso del modelo, que pasó a ser de 44,6 t, teniendo de esta manera una velocidad en carretera de 50 km/h y a campo traviesa de 26 km/h. Esta versión fue adoptada por la Infantería de Marina primero.

Luego del colapso de la URSS, el Ejército también decidió modernizar muchos de sus tanques al estándar MV.

Como en los modelos anteriores, les fue agregado el motor V-46-5M y se los redesignó como T-55MV-1 y T-55AMV-1.

Igualmente, para comienzos de los ochenta nadie querría gastar en un diseño desfasado, que no aguantaría mucho tiempo más y cuyo mayor defecto (la protección) no podría ser subsanado con la simple adhesión de blindaje reactivo. A finales de esta década, los T-55 del Ejército Rojo Soviético comenzarían, de a poco, a ser transferidos a la reserva.

T-55M5

Una de las últimas versiones fue el T-55M5. El nuevo kit añadía blindaje reactivo Kontakt-5 de tercera generación alrededor del frente de la torreta, paneles blindados en el glacis, un nuevo sistema de control de tiro con miras estabilizadas TVK-3 y TKN-1SM para el artillero y comandante, y un nuevo sistema de estabilización del cañón. Puede ser propulsado por un motor V-55U mejorado (no difiere mucho del común) o un V-46-5M; además mantiene el cañón original D-10T2S de 100 mm y su peso en orden de combate es menor de 40 toneladas.

T-55M6

El T-55M6 en una exposición de armas de Moscú

Los rusos finalizaron la etapa de modernización del los T-55 con la última y por lo tanto mejor versión de todas, el T-55M6, en donde intentaron llevar a éstos a los mismos estándares y capacidades del T-72. Es quizás la modernización más radical de todas las aplicadas sobre el tanque, ya que utiliza un nuevo y más largo chasis de 6 ruedas a cada lado, motor V-46-5M de 691 cv, y torreta y sistemas de armas del T-72B, con el cañón 2A46M de 125 mm y cargador automático inclusive. Opcionalmente el tanque puede ir equipado con el sistema de misiles antitanque 9K120 Svir y sistema de control de tiro 1A40-1 (del T-72B), o con los misiles 9K119 Refleks y su correspondiente controlador de puntería 1A42 (del T-80U).

El T-55M6 era una opción bastante económica, y sobre todo muy conveniente para aquellos países del Tercer Mundo que no podían adquirir tanques como el T-72. De esta forma, los usuarios que estaban decidiendo dar de baja a sus T-55 pudieron transformar sus carros de combate de manera que éstos estén prácticamente a la misma altura que un T-72, pero a un precio mucho menor. Tal es así que muchos países han hecho sus propias versiones actualizadas localmente, con nuevos motores, blindaje reactivo, cañones de 120 o 125 mm, sistemas de protección activos, visores térmicos y telémetros láser. Estas mejoras lo convierten en un potente MBT hasta el día de hoy, siendo muy rentable para aquellas naciones que poseen un bajo presupuesto en defensa.

Versiones comando

Del T-55 también se desarrollaron versiones de mando, unas 9 en total. Los primeros dos modelos eran muy similares a los tanques de comando del T-54, pero con el tiempo se les fueron agregando radios R-123M y R-130M, generadores AB-1-P/30 y la ampliada capacidad de 12 rondas de 100 mm en total. Los últimos modelos estaban equipados con radios R-173 y R-143TS en vez de las anteriormente nombradas.

TO-55 (Obyekt 482)

Tanque lanzallamas basado en el T-55, que se convierte para dicha función con la instalación de un lanzallamas ATO-200 en reemplazo de la ametralladora coaxial SGMT de 7,62 mm. Cuenta con 12 cargas pirotécnicas, las cuales son usadas para hacer ignición con el lanzallamas. En el lugar donde se almacenaba parte de la munición de 100 mm, existe un tanque de almacenaje de 460 litros que contiene líquido inflamable, utilizándose un promedio de 36 litros por cada disparo. El ATO-200 tiene un alcance efectivo de 200 metros, y su chorro tiene una velocidad inicial de salida de 100 m/s.

Prototipos

Al igual que con el T-54, se utilizó al T-55 para probar el sistema antitanque 9M14 Malyutka (AT-3 Sagger). Esta vez fue instalada una lanzadera triple para éstos misiles en la parte trasera de la torreta, pero las complicaciones surgidas y la poca eficacia del misil y sus limitaciones, impidieron que el prototipo Obyekt 155ML se produjera.


Derivados rusos

Los rusos utilizaron las estructuras de sus T-54 y T-55 para fabricar una enorme cantidad de diversos vehículos, manteniendo casi siempre el exitoso chasis y sistema de rodadura. El diseño básico del tanque permitía gran ampliación del mismo, creando un montón de posibles vehículos especializados para cumplir misiones específicas en el campo de batalla, que a su vez conservarían la alta movilidad todo terreno de un tanque, pudiendo transitar a través de los peores terrenos por donde los rápidos blindados a ruedas no pueden. Entre las modificaciones más conocidas se encuentran un vehículo antiaéreo, un IFV, varios lanzallamas y más de 15 vehículos de combate para ingenieros.

BTR-T (BroneTRansporter-Tyazhelyy)

Vehículo de combate de infantería pesado basado en el casco del T-55. Tiene una torreta ultra compacta que permite montar varias configuraciones de armas; además el blindaje ha sido aumentado, proporcionando un valor de protección máximo en el frente del casco de 600 mm con el blindaje reactivo incluido. Su peso es de 38,5 toneladas, su tripulación de 3 hombres y puede transportar a otros 5 soldados en un compartimiento de tropas trasero. Aún así conserva las dimensiones exteriores del casco.

Puede alojar como armamento principal un cañón automático 2A42 de 30 mm (la más común), o un montaje doble de cañones 2A38, o una ametralladora pesada NSV de 12,7 mm. Como armamento secundario puede instalársele un lanzador individual para misiles antitanque 9M113 Konkurs (la más común) o un lanzagranadas automático AGS-17 de 30 mm.

El proyecto surgió luego de la Primera Guerra Chechena, en donde los BTR-80 y BMP-2 del Ejército Ruso resultaron muy fáciles de penetrar. Fue así que con el requisito de un IFV muy bien protegido se optó por esta práctica y barata solución, que además le daba una nueva e innovadora utilidad a los cascos de los viejos y obsoletos T-55.

BMR-2 (Boyevaya Mashina Razminirovaniya)

Tanque limpiaminas que utiliza el chasis del T-55 y que se encuentra provisto de un limpiaminas KMT-7. Este vehículo entró en servicio en 1987, durante la Guerra de Afganistán, y no tiene torreta pero está armado con una ametralladora NSVT montada en el techo del casco, que posee un escudo de protección frontal. Más adelante, en algunos vehículos, se cambiaron los KMT-7 por una gran variedad de diseños de rodillos antiminas para experimentar.


Historial de combate

T-55 de Egipto

Los T-54 y T-55 aunque no tuvieron la posibilidad involucrarse en ninguna acción militar importante durante su auge en la década del cincuenta, sí estuvieron presentes en los más importantes sucesos internacionales de la segunda mitad del Siglo XX. Muchas veces utilizados por ambos bandos, esta exitosa serie combatió en los más diversos teatros de operaciones; desde las sangrientas guerras civiles africanas y los largos enfrentamientos en los Balcanes, hasta las memorables luchas de Vietnam y el Medio Oriente.


Medio Oriente

En la Guerra de los Seis Días de 1967, los T-54 y T-55 de Siria y Egipto se enfrentarían a los M48, Centurion, AMX-13 y Super Sherman M50 y M51 (versión repotenciada por Israel) del Tzahal (Fuerzas de Defensa de Israel). Las pobres tácticas de avance utilizadas por los árabes, junto con el bajo entrenamiento de sus tripulantes, posibilitaron que los hebreos los derrotaran en una semana, destruyendo gran parte de sus fuerzas acorazadas y mecanizadas.

Esto se debió también a la excelente planificación de las operaciones judías y al alto nivel técnico de los tanquistas israelíes, que con su diversa mezcla de blindados y en inferioridad numérica lograron frenar la inminente conquista de Jerusalén y luego contraatacar sobre territorio enemigo.

Igualmente, el mayor golpe vino desde el aire. En el primer día de la guerra, la Fuerza Aérea Israelí aniquiló las Fuerzas Aéreas de Egipto, Siria, Jordania e Irak, razón por la cual pudo concentrarse en atacar las amontonadas formaciones terrestres enemigas que entraban a Israel. Fue aquí donde los Mirage III CJ, Súper Mystere y Ouragan destruyeron numerosos T-54 y T-55 árabes que corrían a través del desierto sin apoyo aéreo.

Vehículo de combate de infantería israelí Achzarit, basado en T-55 modificados

Como resultado de la victoria de 1967, el Tzahal capturó varios cientos de T-54 y T-55. Los expertos israelíes los examinaron y les dieron un gran valor. Luego de adaptarlos a los estándares israelíes, unos 200 T-54 y T-55 fueron incorporados al Tzahal, donde combatieron en los posteriores conflictos de Israel.

Nuevamente, Oriente Medio estallaba en 1973 con la denominada Guerra de Yom Kippur. En este conflicto, los T-55 ya se podían considerar anticuados, y su cañón D-10 empezaba a perder efectividad competitiva frente a los L7 y M68 de 105 mm con los que contaban los Centurion Mk V y M60A1, más precisos, potentes y con mayor alcance. La única ventaja que tenían los T-55 es que muchos de ellos habían sido equipados con sistemas de visión nocturna, algo que sus oponentes no poseían, pudiendo atacar de eficazmente durante la noche. Lamentablemente esta característica no influyó en el desarrollo de los combates entre tanques ya que casi todos ellos se libraron de día.

Durante los 20 días que duró la guerra la guerra acorazada fue un empate donde cada bando desgastó al otro sin poder demostrar su superioridad. Gran parte de las bajas de tanques israelíes fue a causa de misiles antitanque como el AT-3 Sagger (9M14 Malyutka), y en menor medida por las granadas propulsadas por cohete RPG-7; mientras que gran parte de las bajas de tanques árabes lo fue a manos de la aviación de Israel.

Vietnam

En el transcurso de la Guerra de Vietnam, el T-54 fue utilizado por el Ejército de Vietnam del Norte, destacándose por su número en la Ofensiva de Pascua de 1972 y en la Ofensiva de Primavera de 1975, pero su blindaje volvió a jugarle una mala pasada. Terminó demostrando ser muy vulnerable frente a los cohetes antitanque desechables M72 LAW e incluso hubo muchos averiados y destruidos por los cañones de 76 mm de los M41 Walker Bulldog del Ejército de Vietnam del Sur, los cuales probaron ser superiores en la pelea de tanque contra tanque.

Ni hablar de los M48A3 Patton (éstos sirvieron en su mayoría para el US Army y US Marine Corps, aunque también una pequeña cantidad fue operada por el Ejército de Vietnam del Sur), quienes hicieron añicos a los T-54 con sus cañones de 90 mm, algo inferiores en potencia a los D-10 de 100 mm. Aquí, la diferencia la hizo el grueso blindaje del M48, que no podía ser penetrado fácilmente por el cañón ruso a largas distancias; además, los avanzados sistemas de puntería estadounidenses le conferían al M48 una gran precisión, y sus municiones siempre daban en el blanco antes de que su contraparte soviética tuviera siquiera tiempo de apuntar.

De todos modos, el estilo de combate que predominaba era cercano; muchas veces se daba en caminos selváticos muy cerrados y también en zonas semiurbanas, por lo que la lucha entre tanques se resolvía simplemente disparando antes que el enemigo. En estas situaciones jugaba un importantísmo papel la pericia de los tanquistas.

Luego de haber retrocedido por la gran superioridad aérea de la USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos), el Ejército de Vietnam del Norte supo reponerse y finalmente derrotó a las fuerzas blindadas survietnamitas, compuestas en su mayoría por los desgatados M41 y M48 que habían sido usados por los Estados Unidos. Este desenlace final en favor de los comunistas se debió en gran parte al incremento de horas de entrenamiento de las tripulaciones de los T-54 y por la utilización de nuevas tácticas de combate.


Otros conflictos

En el año 1971 se desató la Tercera Guerra Indo-Paquistaní, en donde los T-55, Centurion, AMX-13, PT-76 y M24 Chaffee indios fueron empleados en Chaamb contra los M48 Patton, M24 Chaffee y Tipo 59 paquistaníes.

Los T-55 indios se vieron beneficiados por sus dispositivos infrarrojos de visión nocturna y mejores municiones perforantes, pero su oponente más complicado de abatir era nuevamente el M48. Como ya ocurrió en Vietnam, en este conflicto de nuevo muchos M48 paquistaníes fueron destruidos a manos de los T-55 y también de los cañones de 105 mm de los Centurion y AMX-13.

Entre diciembre de 1981 y julio de 1983, los T-55L polacos fueron utilizados durante la Ley Marcial en Polonia para intimidar a la población y suprimir la resistencia existente contra el régimen comunista del país. Más de 100 civiles murieron durante a causa de la represión llevada a cabo por el gobierno de Polonia.

Durante las Guerras yugoslavas los T-55 fueron los tanques más utilizados por todas las fuerzas armadas de la región. en la carretera de Drniš]] En la Guerra Croata de Independencia (1991-1995), el T-55 era el carro de combate más numeroso del Ejército Popular Yugoslavo, y donde partiparon en duros combates en áreas urbanas y terrenos muy escabrosos. Desde mediados hasta finales de 1991, durante la Batalla de Vukovar, el Ejército Popular Yugoslavo agrupó a la mayor parte de sus blindados, y allí varios fueron perdidos por los RPG-7 croatas.

T-55 de Irak velando por la seguridad durante las elecciones del 29 de enero de 2005. Gran parte de los T-55 irakíes sobrevivieron tres guerras, y muchos siguen sirviendo al país hasta hoy

Kuwait e Iraq

Los Tipo 59 y Tipo 69 del Ejército de Irak (variantes chinas del T-54) combatieron también en los desiertos kuwaitíes e iraquíes en la Guerra del Golfo Pérsico de 1991 y la Guerra de Irak de 2003. En la Operación Tormenta del Desierto, muchos tanques fueron destruídos en el frente de batalla, reservándose los más nuevos T-72 de la Guardia Republicana Irakí para la defensa de Bagdad. A pesar de pelearon con coraje, los blindados de Saddam Hussein no tuvieron ninguna oportunidad. Primero fueron atacados intensamente por aire por la USAF y sus aliados, con la participación destacada de helicópteros de ataque AH-1 Cobra y AH-64 Apache. y aviones de ataque A-10 Thunderbolt II. Tras mes y medio de intenso trabajo de la aviación aliada, las fuerzas terrestres atacaron a los irakíes. Los tanques norteamericanos M1 Abrams con sus cañones de 120 mmM256 de ánima lisa y los británicos Challenger 1, ambos tanques de una generación superior a los Tipo 59 y Tipo 69, pudieron obtener una victoria fácil contra un enemigo desgastado y desmoralizado.

En la Operación Libertad Iraquí los resultados fueron similares. Los escasos Tipo 59 y Tipo 69 desgastados y sin piezas de repuesto por los años de embargo internacional, tuvieron que combatir contra los aún más mejorados M1A2, Challenger 2 y la potencia aérea de la USAF.


Ver también


Referencias


Enlaces externos

Herramientas personales